martes, 3 de noviembre de 2015

Series de maldiciones

Sigo maldiciéndome por pensar que eras diferente a los demás. Que no vendrías y te irías sin decir adiós. Que no me dispararías en plena operación a corazón abierto.
Sigo maldiciéndome por ser tan ingenua de VOLVER a dejarte entrar en mi vida. Por utilizarme. Por reírte de mi.
Sigo maldiciéndome por cada mensaje enviado. Por cada una de mis sonrisas. Por cada minuto malgastado en ti. Por dedicarme a ti. Por ser tu juguete recreativo.
Sigo maldiciéndome por permitirte que me ilusionaras. Por destruirme. Por dejarme en la nada. Por desaparecer. Por hacerme sentir que te importaba. Por confiar en ti.
Sigo maldiciéndome porque rompiste no sólo mi corazón(difícil de arreglar, por cierto) sino también una amistad.
Sigo maldiciéndome por seguir pensando en ti y escribirte(una vez más). Por quererte y seguir haciéndolo. Por abrirme a ti. Por no poderte olvidar. 
Sigo maldiciéndome por pensar que algún día volverás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario