viernes, 19 de agosto de 2016

Fix me

¡Hey, aquí estoy otra vez! ¿Es que aún sigues pensando en cuál será el tema de esta entrada? ¿De verdad? Pues sí, es de eso, lo único de lo que soy capaz de escribir.

Verás, conocí a alguien. De hecho, conocí a mucha gente desde la última vez que me pasé por aquí. Empezó por capricho, porque sí. Porque tenía que encontrar a alguien dentro de mi entorno. Alguien que sea atractivo. Sin más. La complicación continuó cuando la interacción se agrandó entre ambos y se entrelazó un hilo al que llamaré conexión amistosa, o lo más comúnmente dicho amistad. Habitual en mi es el hecho de la malinterpretación las cosas.

Y ahí comenzó lo que nunca debería haber comenzado.

A cada palabra, mirada o acción le daba un doble sentido cuya realidad no era más que hechos insignificantes y normales para el productor de dichos gestos. Cual necia accedí a la irresistible manera de hablar con él: de forma escrita, donde me di cuenta de la irreprocidad de mis sentimientos.

¿Inesperado final? Sabía que no te decepcionaría.

viernes, 6 de noviembre de 2015

En carne viva

¿Qué es lo que ha pasado? ¿Qué hace un, o mejor dicho, diez personas dirigiendo un país a un infierno -si es que aún no estamos en él-?
Aquellas personas capaces de hacer que una sociedad progrese prefieren quemarlas y preocuparse por su propia carne, rociándose agua bendita sin saber que, aunque el agua frene el fuego, no lo va a apagar, ni mucho menos un incendio.
Aquellas personas en las que todo un pueblo ha confiado, miran para sí mismos mientras su ciudad arde gracias a la llamarada de su propio mechero. Fomentando una sociedad pro-muerte ¿a dónde estamos yendo? Fomentando una sociedad sin valores ¿es de verdad este el futuro que buscamos? Fomentando la ignorancia ¿ciudadanos sin criterios? Fomentando la discriminación ¿es así como queremos vivir?

jueves, 5 de noviembre de 2015

Ojos azules

Que odio mirarte, porque sé que no te podré mantener la mirada. Y la bajaré al suelo. Y mi cabeza estará de fiesta celebrando que hubo un choque de miradas, sin llegar a captar que tan solo fue por pura coincidencia. Que él no sintió nada.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Ojalá seas tú y nos dejemos de tonterías. Que huelo amor por todas partes menos en mi vida. Siento impotencia, ver cómo la vida pasa, el amor pasa (de largo)(y de mi) y no ser afortunada. Así que ya estoy cansada. Quiero ser egoísta y pensar en mi. Y en ti. Por esto, ojalá seas tú.
Porque injusticia es que tu y yo no estemos juntos.

martes, 3 de noviembre de 2015

Series de maldiciones

Sigo maldiciéndome por pensar que eras diferente a los demás. Que no vendrías y te irías sin decir adiós. Que no me dispararías en plena operación a corazón abierto.
Sigo maldiciéndome por ser tan ingenua de VOLVER a dejarte entrar en mi vida. Por utilizarme. Por reírte de mi.
Sigo maldiciéndome por cada mensaje enviado. Por cada una de mis sonrisas. Por cada minuto malgastado en ti. Por dedicarme a ti. Por ser tu juguete recreativo.
Sigo maldiciéndome por permitirte que me ilusionaras. Por destruirme. Por dejarme en la nada. Por desaparecer. Por hacerme sentir que te importaba. Por confiar en ti.
Sigo maldiciéndome porque rompiste no sólo mi corazón(difícil de arreglar, por cierto) sino también una amistad.
Sigo maldiciéndome por seguir pensando en ti y escribirte(una vez más). Por quererte y seguir haciéndolo. Por abrirme a ti. Por no poderte olvidar. 
Sigo maldiciéndome por pensar que algún día volverás.

lunes, 2 de noviembre de 2015

De nada

Me pregunto–cómo no– por aquellas personas cuyo interés es ser el mosquito nocturno que, en plena fase de sueño profundo, aparece en tu oreja emitiendo ese sonido tan molesto que todo el mundo conoce. Y es ahí donde quería llegar, “ese sonido molesto”, esas personas que sobran y, con tal de fastidiar, hacen todo lo posible por pronunciarse y hacerse hueco en tu vida.
No.
Repelentes de mosquitos venden en cualquier supermercado, no sé a qué esperas a comprar uno.


domingo, 1 de noviembre de 2015